Etiquetando el mundo real

cabecera01 Esto ha sido anunciado en estos días en la página de la Universidad Rey Juan Carlos.  Se trata de un  software libre para móviles que permite ‘etiquetar’ virtualmente el mundo real.

De acuerdo a esto, los usuarios pueden vincular contenidos multimedia a un objeto apuntando con el teléfono, pegar una etiqueta ‘virtual’ sobre un objeto real y que la persona que pase cerca pueda leerla. Y todo esto desde un móvil. Eso es lo que permite el software libre ‘LibreGeoSocial’ (LGS), un programa desarrollado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos para los teléfonos con Android, el sistema operativo creado por Google. LGS es un gestor de contenidos georreferenciados multimedia. Es decir, permite al usuario de una red social almacenar información (texto, fotos, vídeo, audio…) vinculada a un lugar en concreto. Y además dispone de una interfaz de realidad aumentada. Es decir, cuando el usuario apunta con el móvil hacia un objeto previamente etiquetado le aparece en la pantalla el indicativo que la otra persona ha ‘dejado’ allí.

“Se trata de una experiencia mucho más rica que la de una red social tradicional porque los sensores de medición del campo magnético de los nuevos móviles permiten saber no sólo dónde está el móvil sino además hacia dónde está orientado”,

asegura Pedro de las Heras Quirós, miembro del grupo GSyC/Libresoft e investigador del proyecto. Y añade: “Los módulos de realidad aumentada y georreferenciación de LibreGeoSocial permiten a los usuarios de las redes sociales que han salido a la calle interaccionar no sólo con el mundo virtual, sino también con el mundo real”. Esto abre un amplio abanico de utilidades: guías turísticas, sistemas de participación ciudadana, redes sociales para personas con dependencia y mlearning.

telenav-gps-for-android-g1-2 Algunos ejemplos: Un turista visita un museo, apunta con su móvil a un cuadro y le aparecen en la pantalla los comentarios, fotos etc. que otro turista anterior ha ‘pegado’ virtualmente sobre esa obra de arte. Un ciudadano ve un alero a punto de caerse y genera una incidencia que queda vinculada a ese tejado. Los servicios de mantenimiento del distrito pueden recibir automáticamente esta información. Cuando se desplazan al lugar para solventar el problema pueden localizar fácilmente el lugar gracias a la interfaz de realidad aumentada. Además, hasta que se arregla, otros usuarios que pasen cerca pueden recibir alertas en sus móviles.

Para el caso, una municipalidad podría utilizarlo para un levantamiento de puntos de interés, como rótulos, negocios, puntos de pavimento dañados, violaciones a las normas, etc.

Pero LibreGeoSocial presenta otra ventaja: dispone de un buscador semántico. Es decir, los nodos de la red social (contenidos multimedia, personas, eventos…) son procesados mediante un sistema de algoritmos de agrupamiento para inferir relaciones no explícitas entre ellos, lo que permite a los usuarios descubrir a otros usuarios o contenidos en la red que les sean afines a pesar de pertenecer a comunidades diferentes dentro de la red social. Así, por ejemplo, un usuario podría generar un criterio de búsqueda para encontrar a otro usuario que frecuente sus mismos lugares o tenga aficiones parecidas.

LibreGeoSocial se compone de un servidor y de una aplicación cliente para el móvil. El servidor está implementado en el lenguaje de programación Python. La aplicación para el cliente está programada en el lenguaje Java. Todo el código fuente del servidor y del cliente de LibreGeoSocial se ha publicado como software libre, siendo ésta una de las primeras aplicaciones de realidad aumentada para Android cuyo código fuente está disponible, y una de las pocas existentes junto a Sky Map y Wikitude. La aplicación cliente también estará disponible en breve a través del mercado de aplicaciones Android Market, lista para ser descargada y ejecutada en los teléfonos Android que venden en España las principales operadoras de telefonía móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.